Perfil de Egreso

El perfil del egresado de la Maestría en Terapia Familiar se define en lo particular bajo los siguientes criterios:

Conocimientos:
Los alumnos(as) que egresen de la Maestría obtendrán como base de conocimiento la Teoría General de Sistemas, para utilizarla como modelo o metáfora guía para el análisis e intervención estratégica en sistemas humanos, en especial la familia y su contexto inmediato. Además conocerán las perspectivas constructivista o cibernética de segundo orden y psicología social construccionista, terapia de red, dicho conocimiento básico le permitirá al alumno hacer investigación sobre contextos culturales que afectan a la familia, además de conocer los estilos de intervención terapéutica desarrollados en los últimos años bajo estos enfoques del conocimiento.
 
Habilidades:
En el campo clínico los egresados  podrán elaborar hipótesis sistémicas (diagnósticos) sobre las problemáticas que aquejan a las familias con miembros que tienen problemas psicosociales simples. A partir de dichas hipótesis el alumno podrá diseñar una intervención estratégica sistémica con la finalidad de resolver la problemática en no más de doce meses. 
En el mismo campo el alumno obtendrá la destreza para trabajar en equipo, con el terapeuta y bajo supervisión directa e indirecta. A la par, definirá su estilo terapéutico con base en las habilidades que utilice en la práctica clínica. Además desarrollará la capacidad de integrar al trabajo clínico la investigación psicosocial de problemas culturales que afectan a las familias de esta zona del país, por lo que también el egresado será capaz de realizar una investigación básica sobre cuestiones de la región, utilizando como paradigma el sistémico, constructivista o socio construccionista.
 
Valores, destrezas y capacidades:
Los egresados podrán valorar los problemas de las familias que solicitan ayuda bajo la propia perspectiva de estas, mediante el ejercicio continuo, durante todo el proceso clínico, de la distinción de la demanda que hace la propia familia y las necesidades del equipo terapéutico.
Los alumnos serán capaces de contextualizar cultural e históricamente el modelo sistémico para el análisis de la problemática familiar, además de encontrar en la propia familia los recursos culturales para resolver la problemática que los aqueja.
Estas dos capacidades permitirán que los alumnos valoren y evalúen limitaciones de sus destrezas aprendidas, posibilitándoles establecer una continua retroalimentación tanto con la familia como con el equipo terapéutico con finalidad de modificar estrategias o profundizar más en conocimientos culturales o teóricos.
 
Es formar un profesional responsable que sea capaz de apoyar al Sistema de Atención Médico de Urgencias prehospitalarias, a las industrias en el campo de la Seguridad Laboral y a los cuerpos de desastres en el área de rescate, con los principios y técnicas de las ciencias médicas; con capacidad científica y habilidad técnica para asistir al médico en el diagnóstico de lesiones y enfermedades.

-

.